Fast Cerrajeros

Servicio 24 H

Engrasar la cerradura de la puerta como solución a la dureza de apertura

 

En muchas ocasiones engrasar la cerradura de la puerta es algo que vamos a tener que hacer, ya que es una solución a la dureza de la apertura. Hay que mencionar que esto último es cuando tenemos problemas para abrir la puerta, ya sea porque debemos aplicar mucha fuerza para hacerlo o porque se atasca con facilidad.


¿Por qué engrasar la cerradura de la puerta?

Si vamos con un cerrajero experto en Málaga y preguntamos ¿Por qué engrasar la cerradura? Lo más probable es que este te responda que esto sirve para solucionar el problema de la dureza de apertura.

Debemos tener en cuenta que en muchas ocasiones tenemos dificultades para abrir la puerta, por ejemplo que se atasca con facilidad. Cuando esto ocurre solemos pensar que es porque la cerradura está dañada, pero no siempre es así. De hecho, en la mayoría de los casos la dureza de apertura se debe a que no hemos engrasado la cerradura.

Por lo tanto la solución es hacer mantenimiento periódico, y es que aunque no lo parezca una cerradura o los cerrojos tienden a sufrir mucho por las condiciones externas del día a día. Entonces engrasar la cerradura de la puerta nos va a permitir evitar muchos problemas. Recuerda que siempre que haya un cuidado frecuente vamos a ahorrarnos tener que llamar a un cerrajero profesional en Málaga para que se encargue del asunto.


como engrasar cerradura

¿Cómo engrasar la cerradura de la puerta?

En general el proceso de engrasado en la cerradura de la puerta no es para nada complicado. Por lo que vamos a poder hacerlo desde la comodidad de nuestro hogar. Sin embargo, es importante que sepa que hay varios métodos para hacerlo, así que vamos a verlos:

  • Usar grafito en polvo: este es un método muy popular y sencillo, ya que solo hay que añadir el producto en la cerradura. Este producto viene en un recipiente con aplicador que te va a permitir que el polvo se adhiera al interior de la cerradura.

  • Usar un lápiz: por curioso que parezca este es un método bastante eficiente para solucionar el problema de dureza. El proceso consiste básicamente en tomar un lápiz y frotar la llave con la mina y luego introducirla en la cerradura. Con este simple truco vamos a poder hacer que la llave gire y que la cerradura funcione.

  • Usar spray: otra recomendación es usar un producto en spray, ya que son perfectos para este tipo de casos. Además no solo es fácil de usar sino que se puede encontrar fácilmente en los centros de bricolaje.

  • Usar aceite de vaselina o una grasa: la otra opción que hay es usar aceite de vaselina o una grasa. Por lo general esto se puede encontrar en el interior de la cerradura y se solían aplicar con un pincel.

Como podemos ver en general no es un proceso difícil de llevar a cabo, ya que los métodos que hay para hacerlo son súper rápidos. Dicho esto, si no estamos seguros de lo que hacemos lo mejor es contratar un profesional en cerrajería en Málaga para que nos ayude.